El Mastín Infiel

Publicado el Ago 5 2014 - 7:22pm Por Vanesa

Fabula El Mastin Infiel

El Mastín Infiel

Un pastor tenía un hermoso perro a quien confiaba el cuidado de su rebaño.

El mastín, envanecido por esta confianza, no solo mordía de vez en cuando a las ovejas, sino que en ocasiones las destrozaba y devoraba.

Enterado el pastor de esta conducta, ordenó que ahorcasen al perro, quien con la cuerda en el cuello, habló así a su dueño:




—Me mandas ahorcar porque he comido una que otra oveja. ¿Por qué no haces lo mismo con el lobo que devora las que quiere?

—Tienes razón —replicó el pastor—. Pero el lobo tiene como oficio el comerse las ovejas, mientras que tú, el de cuidarlas.

MORALEJA

Quien falta a la fe debida, mejor que pierda la vida. Clic para tuitear

Déjanos tu opinión