El Carnero y el Pastor

Publicado el Ago 8 2014 - 7:36pm Por Vanesa

El Carnero y el Pastor

Fabula El Carnero y el PastorUn corpulento y fornido carnero, que había aprendido a topar, fue llevado a un rebaño y le gustaba echarse cerca del pastor.

El muchacho, que le había cobrado cariño, un día de caluroso verano quedóse dormido al pie de una encina.

Sentado como estuvo, el pastor bajaba y subía la cabeza durante el sueño. El carnero, que lo observaba, comprendió que lo invitaba a medir fuerzas con él.




Incentivado, el animal se levantó sobre las patas traseras y tomando impulso asestó potente topetada al dormilón, dejándolo aturdido.

El pastor, recobrado del golpe, persiguió a palos a la manada hasta despeñarla precipicio abajo.

Esopo refería esta fábula a sus amigos para demostrarles que, a veces, el hombre actúa como las bestias.

MORALEJA

Por uno que no es bueno, padece todo un pueblo. Clic para tuitear

Déjanos tu opinión