Estás en ‘Pereza’ Categoría

Hércules y el Carretero Viajaba un carretero por un camino pantanoso y la lluvia hacía más difícil el viaje. De pronto se atascaron las ruedas y la bestia no pudo proseguir. El carretero, impotente, se sentó al borde del sendero y comenzó a dar gritos: —¡Hércules, Hércules! ¡Tú, que eres el dios de la fuerza, ayúdame a sacar mi carreta! Hércules, muy incomodado, recriminó al hombre: —¡Insolente! Baja al pantano, arrea al mulo, arrima el hombro en la rueda y...