Estás en ‘Descuidado’ Categoría

El Carnero y el Pastor Un corpulento y fornido carnero, que había aprendido a topar, fue llevado a un rebaño y le gustaba echarse cerca del pastor. El muchacho, que le había cobrado cariño, un día de caluroso verano quedóse dormido al pie de una encina. Sentado como estuvo, el pastor bajaba y subía la cabeza durante el sueño. El carnero, que lo observaba, comprendió que lo invitaba a medir fuerzas con él. Incentivado, el animal se levantó sobre las patas traseras y...

La Paloma Una sedienta paloma vio sobre una pared un vaso pintado, al parecer conteniendo agua. Creyéndolo verdadero, el ave se lanzó sobre el muro. La pobre quedó con la cabeza golpeada y cayó al suelo. Unos muchachos, que se hallaban por el lugar, gritaron: —¡Una paloma! ¡Una paloma! Atrapémosla para criarla. Ya en cautiverio la paloma, malherida, se quejaba: —Esto me pasa por no reflexionar. Así suele ocurrir a las personas que inician una empresa sin meditar lo...